Aprenda cómo evaluar los costos y reducir los gastos de la empresa

Compartir:

Minimizar los gastos es un objetivo común de cualquier gestor que desee reducir los gastos de la empresa. Y más que un simple deseo personal, ese es uno de los anhelos que forman parte de los objetivos estratégicos de la mayoría de las organizaciones.

Pero no hay razones para alarde, mover esfuerzos en el desarrollo de las iniciativas correctas es la solución, en lugar de adoptar actitudes drásticas, como corte de personal para reducir los gastos de la empresa.

Hay iniciativas mucho más simples y menos dañinas. Y es precisamente por esa razón que hemos enumerado algunos consejos para cómo ser capaz de reducir los gastos de la empresa, garantizando su supervivencia en el mercado. ¡Segura los siguientes temas!

Conceptos básicos sobre los costes y los gastos

Antes de enumerar los consejos, es importante solidificar el entendimiento sobre el tema, principalmente en lo que se refiere a la diferencia entre costos y gastos. Esta comprensión es esencial para que se pueda analizar el compromiso de capital de la empresa.

En síntesis, los costos comprenden todo gasto que tenga relación con la compra o producción de mercancías, por ejemplo: materia prima, mano de obra y gastos generales de fabricación, tales como depreciación de maquinaria y equipos, energía eléctrica, mantenimiento, etc. . Siendo que estos pueden ser categorizados en costos directos y costos indirectos.

Los gastos se refieren a todos los gastos relacionados con la administración de la empresa, las inversiones en el departamento comercial, área de marketing, desarrollo de productos y financiero, por ejemplo.

Los gastos giran en torno a los gastos que la empresa necesita arcar para que sea capaz de mantener su estructura funcionando, sin embargo, sin relación directa con la generación de nuevos ítems que serán comercializados.

¿Por qué evaluar los costos y los gastos de la empresa?

No importa cuál sea el tamaño del negocio, la gestión de costos y gastos será siempre un factor decisivo para la supervivencia de la organización en el mercado. Tanto si se trata de una pequeña empresa, o de una gran compañía, la gestión financiera puede conducir a un aumento continuo de los resultados o provocar el fracaso del emprendimiento.

En pocas palabras, una buena gestión de costes y gastos tiende a proporcionar una mayor calidad, eficiencia y velocidad en las operaciones de la empresa y, consecuentemente, genera ganancias financieras.

A continuación se presentan algunos consejos decisivos para promover una mejor evaluación de costos y reducir los gastos de la empresa:

Mapeo y automatización de los procesos

Mapa de los procesos es una de las mejores iniciativas que se pueden desarrollar para promover la eficiencia de la empresa para hacer más con menos.

Sólo así es posible identificar redundancias, eliminar cuellos de botella y desarrollar mejoras, o, de lo contrario, el negocio queda rehén de una rutina engrasada y superada, abriendo margen para que la competencia sobresalga. Con procesos mapeados, es posible promover la automatización y, consecuentemente, reducir expresivamente los costos.

Adoptar un plan de acción de gestión presupuestaria

Cuando no se tiene un planificación presupuestaria, las posibilidades de que la empresa sea capaz de evaluar y reducir los gastos caen drásticamente. Por lo tanto, los esfuerzos en la elaboración de un plan de acción es una de las acciones más importantes para una mejor gestión financiera.

Cuando se tiene el objetivo de reducir gastos, es muy común que las empresas hagan cortes sin criterio y, a lo largo de ese proceso, acaben abriendo mano de recursos importantes para el negocio. Y para que se evite esa situación, es necesario promover reuniones entre la administración y el departamento financiero de la empresa, buscando la debida alineación.

Para ello, una iniciativa es mantener un historial actualizado con la discriminación de todas las salidas. Con ello, es posible identificar de manera más simple los gastos superfluos, que no interfieren en la productividad y la calidad del servicio y, en consecuencia, eliminarlos.

Adoptar un software de gestión financiera

Al implementar una solución de gestión de costos, la empresa puede contar con mayor practicidad en el control de los gastos, ya que el software permite que las informaciones se reúnen en una única plataforma, centralizando las informaciones y optimizando la planificación y las estrategias de gestión.

Y, para que se pueda hacer la mejor elección del sistema, lo ideal es listar las funcionalidades necesarias, sin olvidarse de tener en cuenta las particularidades del negocio. Con estos criterios en mente, la opción por la mejor solución se vuelve natural.

Invertir en la publicidad de bajo costo

Una alternativa para promover la reducción de costos y, al mismo tiempo, potenciar la facturación, es invertir en campañas de marketing utilizando alternativas de bajo costo, como los medios sociales, campañas culturales y promociones.

La inversión en este tipo de publicidad debe considerarse como una forma de explotar la creatividad de la empresa, conquistando la participación de un número mayor de clientes. Sin embargo, por más que se utilice canales gratuitos de marketing, la campaña debe ser interrumpida y reformulada si no es capaz de generar Resultados esperados, ahorrando el tiempo de los profesionales involucrados, que al final acaban volviéndose costos y gastos.

Implementar una directiva de banco de horas

Finalmente, una buena alternativa para reducir gastos, muy aplicada en diferentes empresas, es adoptar el banco de horas, en lugar del régimen de horas extras. Con eso, la organización ahorra en el pago de horas extraordinarias, mientras que el colaborador recupera el tiempo trabajado más en días de descanso, enmendando días de fiesta o alargando las vacaciones.

Sin embargo, hay que prestar atención a las restricciones legales. Para que este régimen de trabajo no cause problemas judiciales y laborales, es necesario que el colaborador reciba esa compensación en el año en que hizo las horas respectivas. De lo contrario, el empleador debe pagar por esas horas extras.

Observa que no es necesario tomar medidas extremas para desarrollar una evaluación de costes y reducir los gastos de la empresa. Lo que se debe tener en cuenta es que el mejor camino es diversificar las estrategias, en lugar de atacar un solo frente de manera drástica, como es lo que se suele hacer en el despido de colaboradores.

Y, para saber más, no deje de consultar este material! Con eso, usted será capaz de desarrollar una mejor gestión financiera empresarial, con reflejos significativos en los resultados de su negocio!

Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de Privacidad y Términos de Servicio aplican.