Componible ERP: El futuro de la gestión empresarial

Composable erp blog mxm 01
Compartir:

porMauricio Felgueiras, CEO y Presidente de MXM Sistemas S / A.

Uso software ERP es vital para cualquier organización, ya que los departamentos están conectados y su funcionamiento se desarrolla en un sistema integrado. Es una solución indispensable para el control de procesos y centralización de datos, para que la toma de decisiones se lleve a cabo con mayor rapidez y asertividad por parte de los directivos.

Como cualquier producto, el ERP también necesita evolucionar para satisfacer las nuevas demandas del mercado y las empresas deben estar alertas, evaluando si la solución que utilizan está actualizada y brindando las ganancias operativas necesarias para mantener su competitividad en el mercado.

Debido a los recursos disponibles en el pasado, la tendencia era contratar soluciones monolíticas, donde el ERP debía tener todas las módulos deseados por la empresa. El ERP tenía un modelo operativo complejo, costoso y lento de implementar y, lo peor de todo, su evolución era muy difícil, causando un gran impacto en las organizaciones debido al alto nivel de personalización.

El concepto era que el software tenía que ajustarse al modelo operativo de la empresa, y no al revés. Sin embargo, eso ha cambiado. Hoy en día, los ejecutivos entienden que es más adecuado adaptarse al sistema que personalizar el producto, ya que han surgido nuevas herramientas de integración, sistemas más ágiles y modernos, y el acceso a Internet se ha incrementado exponencialmente, lo que ha consolidado el concepto de Datacenters.

Así como en medicina, donde contamos con Cardiólogos, Ortopedistas y otros especialistas que complementan el trabajo del Médico General, contamos con empresas de software especializadas en WMS, CRM, HR y Folha. En otras palabras, las corporaciones ya no necesitan hacer todo su tratamiento con el “Médico General”, y pueden tener sus necesidades atendidas por el “mejor médico de cada área”. Este modelo permite a cada departamento utilizar la mejor solución para sus necesidades y evolucionar a medida que surgen nuevas ofertas, sin necesidad de un cambio radical.

Evolucionamos del modelo ERP enyesado al ERP flexible en función de las necesidades de las instituciones. La pandemia hizo urgente la implementación de este concepto, requiriendo que la tecnología se integre a la rutina del empleado en oficina en casa, manteniendo conexiones seguras entre sectores. Este desafío representa un hito para las empresas y planteó las siguientes preguntas: “¿Cuál es el ERP que mi empresa necesita hoy?” y “¿Estoy actualizado para esta nueva realidad?”

El concepto de "ERP componiblefue presentado por Gartner como un tendencia en software de gestión y he comentado mucho sobre este tema en mis conferencias. Este término hace referencia a una estrategia en la que la tecnología se ajusta totalmente al negocio, y su estructura se define de acuerdo a las necesidades de la empresa.

Otro aspecto muy importante es agregar inteligencia al ERP, sin embargo, el concepto del ERP monolítico generó un gran retraso en esta etapa. Hoy vemos aplicaciones inteligentes que se anticipan a nuestras necesidades, pero el estancado ERP depende totalmente de los usuarios para realizar los procesos.

En mi opinión, la obligación del nuevo ERP es: (i) garantizar la gestión, es decir, implementar reglas operativas para que los procesos se desarrollen con base en las reglas de la empresa. Cumplimiento es la consigna, especialmente para las empresas que buscan crecimiento y salida a bolsa; (ii) ser operativamente ágiles, asegurando la productividad y facilidad de capacitación; (iii) contar con una interfaz amigable, de modo que los ejecutivos también puedan utilizar el ERP de manera independiente para acceder a la información; (iv) tener inteligencia y proactividad incorporadas, asegurando el cumplimiento en la ejecución de los procesos; (v) atender no sólo las demandas de gestión administrativa, sino también integrar bases de datos documentales, BI (Business Intelligence) y de conocimiento; (vi) tener un alto nivel tecnológico y no un “maquillaje para operar en Internet”, con los dispositivos de seguridad indispensables; (vii) utilizar efectivamente las bases de datos con integridad referencial, sin permitir la intervención en el código del producto.

Estas son las características mínimas que se deben cobrar por un ERP actual. estamos hablando de un ERP que le da a cada empresa algo único, alineados con la cultura y los valores de la organización. Es un software que rastrea los cambios en el tiempo, ya sea en la expansión del negocio, implementación de mejoras o actividades complementarias.

Dejamos el paradigma donde las organizaciones necesitaban tener un ERP monolítico y pasamos a la realidad donde el ERP tiene aplicaciones integradas, que se pueden combinar o recombinar, para entregar rapidez y eficacia a la gestión empresarial.

El mercado demanda soluciones de alta tecnología, versátiles y adecuadas al nuevo escenario empresarial. Según un informe de Gartner, para 2023, el 65% de las organizaciones globales usarán ERP que tienen Inteligencia artificial, aprendizaje automático, Internet de las cosas y computación en la nube, y según la relatora de investigación, Nisha Bhandare, “La necesidad de crear, gestionar y comprender los datos es primordial en la cuarta era del ERP”.

Lo que Nisha llama la “cuarta era del ERP” tiene mucho que ver con lo que vengo expresando al mercado: la tecnología necesita atender esta demanda y ofrecer software orientado a datos que realice tareas automatizadas, ayude en el desempeño y agilidad de las tareas, flexibilizando las actualizaciones y el soporte, además, y sobre todo, de facilitar la vida a los directivos que necesitan información en tiempo real para la toma de decisiones en las organizaciones, de forma personalizada y en la nube.

Ante estas nuevas posibilidades, el ERP componible es fundamental para las empresas que buscan diferenciarse de la competencia. Para que la adopción de esta tecnología se lleve a cabo con éxito, la integración entre el CTO y su equipo es fundamental. Además, los otros C-levels deben mapear y desarrollar una nueva arquitectura de acuerdo con el perfil comercial y objetivos. Esta construcción debe orientarse a mejorar el desempeño de las actividades y ERP componibles son capaces de impulsar los resultados de cualquier empresa.

En esta cuarta era del ERP, los proveedores deben entregar soluciones más rápidas, adaptables y personalizadas según las necesidades de cada cliente. Al fin y al cabo, estas herramientas estarán cada vez más presentes en el día a día de las empresas y, repito, con un alto nivel de seguridad funcional y tecnológica.

La tecnología cambia y mejora para adaptarse a las nuevas demandas y ofrecer aumento de la productividad, y esta es nuestra obligación. Atendemos esta demanda a través de un software de gestión sencillo, intuitivo y flexible que habla de la realidad de cada corporación.

fuente: Componible ERP: El futuro de la gestión empresarial | Canal360º

Compartir:

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de Privacidad y Términos de Servicio aplican.